jueves, 24 de febrero de 2011

¡Un saludo al despertar de las Mujeres!


En estos días en que se conmemorará, un año más el 8 de Marzo, Pacha quiere saludar a las MUJERES y acercarles su pensamiento, desde el corazón… a las Niñas, las Madres, las Tías, las Hermanas, las Primas, y especialmente, muy especialmente a las ABUELAS…

Será porque Pacha quiere mucho a su Abuela… por todos los secretos que tienen entre las dos… ó por el misterio que se esconde detrás de la sonrisa de la Abuela, que Pacha siempre sueña con descubrir…
Y aunque no puede explicar muy bien lo que siente por su Abuela… sí sabe, desde lo más profundo de su corazón, que la Abuela es el mayor tesoro que la Vida le ha regalado…

Porque a través de la Abuela, Pacha descubrió el valor de su Tierra… y al sentir tan hondo a la Tierra, aprendió a ser parte de ella… y siendo parte de la Tierra, Pacha comprendió el orgullo de ser Mujer…
Ahora sabe y siente que Tierra y Mujer son la misma cosa… Mujer y Tierra somos una… nos necesitamos mutuamente… nos correspondemos en Cuerpo y Alma con ella… latimos al mismo ritmo… nacemos, florecemos, maduramos y morimos con los ciclos de la Tierra… la energía de la Tierra nos alimenta desde el inicio de los tiempos… nos atrae, nos cobija, nos alimenta y nos sacude cuando nos adormecemos…

Por eso Pacha quiere saludar a las Mujeres en estos días… para recordarnos estas cosas, porque se ha dado cuenta que muchas Mujeres están adormecidas y este es el tiempo para que despierten… hay un llamado grande y urgente para que las Mujeres volvamos a ocupar el lugar que nos corresponde y del que somos responsables…

Nosotras somos las únicas capaces de cambiar el mundo… porque solamente cuando la Mujer acepta como verdad única un ideal, ese ideal puede realizarse… porque la Mujer es la que da la Vida, la que amamanta, la que acompaña, la que guía y la que EDUCA… y únicamente puede transmitirse aquello que genuinamente nos atraviesa y nos vertebra, desde el Alma, el Cuerpo y la Mente…

Cuando la Mujer creyó en el valor del Progreso Moderno, los países contaron con generaciones de niños que creyeron ciegamente en él… porque se criaron con sus madres luchando por ocupar un puesto de trabajo que permitiera a la familia acceder a las bondades de la Revolución Industrial…
De hecho ese es el acontecimiento que recordamos todos los 8 de Marzo… El reclamo de un grupo de mujeres trabajadoras del sistema capitalista, explotadas y desvalorizadas que dieron su vida en defensa de sus “Derechos Laborales”…

Pero las Mujeres tenemos otros roles mucho más vitales dentro de la sociedad en que vivimos, y es necesario que volvamos a reconocerlos…

Porque en ese compromiso que asumimos las Mujeres con el Proyecto Moderno, perdimos el cuidado de nosotras mismas, de nuestros niños y niñas y de nuestro planeta Tierra… en todo este tiempo nos olvidamos de nosotras, de la Sabiduría que nos brinda la Tierra, y los ritmos que nos marca la Luna… silenciamos toda comunicación con nuestra esencia femenina y nos volvimos desconocidas entre nosotras y con nuestra Verdad Interior…

Pacha conoce de eso, gracias a la Abuela, gracias a la Tierra que late en las plantas de sus pies, en las palmas de sus manos, en la piel y en el corazón…

Por eso Pacha quiere saludar a las Mujeres… y contarles que somos necesarias para volver a reestablecer el sentido del Amor en este mundo en que vivimos… decirles que si logramos recuperar nuestro lugar, los hombres volverán a encontrar el suyo… porque todos somos parte de una dinámica de complementarios… el mundo en que vivimos no se comprende en opuestos, sino en complementos que garantizan el flujo de la Vida… por eso, la dualidad femenino-masculino no es opuesta sino complementaria… una parte necesita de la otra para ser… por eso cuando una mitad se acomoda, ayuda directamente a la otra…

Pacha aprendió de la Abuela que nuestra memoria puede estar adormecida pero no perdida, y que cuando podemos comprenderlo, somos capaces de despertarla, y volvemos a ser las Sabias de antaño… sin embargo, para volver a ser las Brujas de los yuyos, de los tés, de las manos sanadoras, de los alimentos saludables, de las caricias fortalecedoras, de los tejidos mágicos con los hilos del Alma, es necesario que volvamos a sentir la Tierra, que volvamos nuestra mirada, nuestra mente y nuestro corazón hacia la Madre Tierra…

En suma, Pacha desea que como Mujeres despertemos a la Vida, y asumamos con responsabilidad el compromiso de ser las Madres del Mundo…

Feliz Día MUJERES…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y después de un año...

Buenas tardes queridas almitas amigas... Ha sido un largo tiempo el que nos mantuvimos en silencio... De la Tierra aprendimos que a veces...